Teo Agulló: “La chica del paraguas”

Rubén Montesinos - mayo 23, 2016

Mi amigo Gabriel Ferrer me invitó un día a dar una charla en uno de los eventos Talent Talks que organiza su empresa Aquora Business Education, justamente para hablar de Retención del Talento. Si, el mismo evento en el que al final hice de telonero de José Antonio Marina.

Teo AgullóDándole vueltas a la cabeza para preparar la charla pensé; ” para hablar de retención de talento primero habrá que definir qué es talento”. Así que para definir qué es talento decidí llevarme el curriculum que Teo Agulló me envió postulando al puesto de Responsable de Comunicación y MK de mi empresa. Para esa vacante se inscribieron más de 600 personas… pero Teo destacó entre todas con un ejercicio de valentía, creatividad y profesionalidad que nunca antes había visto.

Mi compañera Ana vino al despacho y me dijo: “Han enviado esto para RR.HH”. Cuál fue mi sorpresa cuando abrí aquel paquete de correos de forma alargada 20160523_200835y descubrí esto en su interior. Mi sorpresa fue mayúscula cuando dentro encontré un curriculum tradicional, más un paraguas con la leyenda “Pon a girar la imaginación” y atado al mango del paraguas, un librillo con una serie de recomendaciones de marketing que podían ser aplicables a nuestro negocio al día siguiente. He de deciros que las recomendaciones que esta profesional del marketing nos “regaló” porque literalmente nos las regaló, son brutales.

20160523_20085620160523_20074520160523_200717

 

 

 

 

Muy a mi pesar Teo no pudo ser la persona seleccionada para esta vacante. De hecho no pude entrevistarla, ni llegue a conocerla en persona. La felicité por su gran originalidad y le manifesté mis ganas de poder trabajar con ella en el futuro. Pero después de mucha conversación 2.0 y unos cuantos meses por medio, la semana pasada tuve el honor de conocerla en persona. He de deciros que si ya me había conquistado como profesional, como persona ha superado mis expectativas.

Va de cuentosTeo trasmite profesionalidad y humanidad a partes iguales. Es una persona que gana en las distancias cortas y que vive con pasión su profesión. Una persona inquieta por naturaleza y que tiene muy claros sus valores y sus principios. En definitiva, una gran profesional a la que le auguro un gran futuro. Muestra de su talento y de sus ganas por contribuir al mundo, ha creado junto a una amiga el proyecto Va de Cuentos. Un sueño hecho realidad que tiene como fin general promover la educación emocional y la literatura infantil como herramienta clave en el desarrollo humano de niños y niñas. ¿Es para contratarla o no es para contratarla?

Un abrazo.

Share on Facebook0Share on LinkedIn120Tweet about this on Twitter5Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Recursos Humanos a los 40

Rubén Montesinos - abril 11, 2016

foto recursos humanos a los 40Será que me he hecho mayor y mi visión de la vida ha ido cambiando. Será que me he caído y me he levantado ya muchas veces para saber que los blancos y los negros muy pocas veces existen; el gris es el color predominante. Será que la realidad depende de las gafas con la que la miras y que los años te dan empaque para según qué cosas.

He de reconocer que ahora tengo menos pelo pero más criterio. Sin querer voy perdiendo el ímpetu de los 20 pero gano la perspectiva de los 40. Reconozco que mi visión de la vida en general y de los recursos humanos en particular se ha visto tamizada después de estos  años de experiencia.

En gestión de talento, en el liderazgo de personas, en la dirección de equipos creo que hay que dejarse el maquillaje a un lado, dejarse de florituras y hacer lo que hay que hacer. “Back to basic”… volver a la esencia, volver a los principios, lo llamemos con el anglicismo que toque en ese momento pero volver a lo básico. ¿Y qué es volver a lo básico? Trata bien a las personas, reconoce su trabajo de hecho y de derecho, crea entornos en los que puedan desarrollar su talento, exige resultados pero procura que tengan los medios para alcanzarlos,  da feedback  (positivo y de mejora), ten sistemas de control para pilotar la organización pero da libertad y confianza para el desempeño… y siempre sé el ejemplo que quieras que los demás sigan.

En Recursos Humanos invertimos demasiado tiempo dándole vueltas si el termino es el adecuado o no  y menos tiempo en hacer lo que nos toca. Dudamos de la importancia de nuestra función e incluso debatimos el alcance de la misma. Que si las nominas sí o no, que si la prevención sí o no, que si lo mantenemos dentro o lo externalizamos… Es cierto que la mayoría de las organizaciones tienen denominadores  en común, rasgos y patrones que se repiten y que todo está inventado  pero cada empresa es un mundo. Y dentro de ese mundo particular hay unos seres que se llaman trabajadores o mejor colaboradores, equipo… en definitiva personas. Y las personas son personas aquí y en cualquier parte del mundo.

¿Cuál es la esencia de nuestro trabajo? Poner a la persona en el centro del negocio y junto a ella hacer de la empresa un lugar de crecimiento personal, profesional, rentable y duradero en el tiempo. No olvidemos que las empresas tienen que generar riqueza para sus accionistas/propietarios como para su gente y por ende para la sociedad. Hay empresas que “utilizan” a sus trabajadores para conseguir resultados a corto plazo. Visto el éxito de estas empresas desde fuera, hace que se ponga en duda lo dicho anteriormente. Pero la clave no es el éxito a corto sino hacer evolucionar ese éxito para que se convierta en la palanca de sostenibilidad de la empresa <otra cosa es que queramos darle un pase rápido vendiendo a un capital riesgo, etc. pero esto es otra historia>

En todos estos años de experiencia profesional en este mundo de la gestión de personas, de los recursos humanos, de la gestión del talento… He tenido la suerte de vivir todo tipo de experiencias; buenas y malas. He sido espectador de los cambios y evoluciones de nuestra área; desde los diferentes estilos de management y liderazgo, a los diferentes perfiles profesionales a la hora de reclutar, a la famosa lucha por el talento, la crisis, los ERE´s. Ahora nos toco lidiar con la brecha digital, con los millenials, con la infoxicación, el mundo 4.0, el internet de las cosas y todo envuelto en entornos VUCAS y con un follón a nivel político, sociodemográfico y de valores del que no podemos ser ajenos.

Volviendo la vista atrás y haciendo un ejercicio de introspección, creo que lo único que ha habido constante en mi carrera y creo que en la de much@s ha sido “el cambio”. Un cambio que va más allá de cuantos puestos de trabajo se ha tenido, sino un cambio en cómo se han ido asimilando, digiriendo, transformando y ejecutando los cambios que se han  ido sucediendo en los entornos laborales en los que nos movemos. Cambios que en algunos casos nos los hemos encontrado y otros que nosotros hemos provocado. Las empresas se han transformado y las personas también. Y por su puesto aquellas empresas y personas que no han hecho esa transformación hoy tienen un problema. ¿De quién es culpa? Esto da para otro post.

Hoy con cuarenta años ya no me dejo deslumbrar por empresas con grandes plantillas, con profesionales con tarjetas que empiezan por Vice…, Coorporate…, Director…Chief….Gerente…,ni por vídeos corporativos dignos de un Oscar, ni  por oficinas de cristal. Hoy con cuarenta años sé que no se puede aplicar toda la batería de herramientas y políticas en todas las empresas. Conozco empresas muy grandes que lo hacen muy bien y empresas pequeñitas que lo hacen igual o mejor. El grado de madurez de la empresa no siempre está correlacionado con el volumen de facturación, ni con el de personal. Ser responsables del área de personas tiene mucho de ciencia pero siempre tendrá una parte “arte”. Y abriendo un gran debate, considero que esa parte de “arte” es la que marca la diferencia.

Desde la posición que me brinda esta edad me siento con fuerzas para afirmar que no hay nada más valioso que apostar por las personas. Apostar por las PERSONAS en mayúsculas, convencidos realmente que son la única ventaja competitiva frente a la competencia. Convencidos de que cada euro que se invierte en ellas tiene retorno y convencidos que son el fin y no un medio para conseguir nuestros objetivos de empresa. Tú ten a tu front office descontento, tú ten a tus comerciales sin rumbo, no tengas a tus directivos alineados, no tengas a tus técnicos formados, tú no tengas a tu empresa entrenando todas las semanas que veremos cómo termina el partido. Da y luego exige.

Cuarenta años y vente en este mundo de los recursos humanos. Desde los años de formación hasta hoy en día. Desde el descubrimiento de la vocación hasta la pasión por la profesión. ¿Sabéis qué ha sido lo mejor? Todos los profesionales que me he encontrado por el camino y me han acompañado en este viaje. Los que ya no están, los que pelean actualmente codo con codo conmigo y los que están por venir que seguro son muchos. Gracias por dejarme aprender de vosotr@s, gracias por compartir conmigo vuestro tiempo y vuestra sabiduría, gracias por hacerme crecer como persona y como profesional. Gracias de corazón.

Y no olvidar nunca: “Una empresa sin personas es un edificio”.

¡Abrazos kinestésicos para tod@s!

 

Share on Facebook0Share on LinkedIn226Tweet about this on Twitter35Pin on Pinterest0Share on Google+2Email this to someone

Lo que da sentido a tu vida

Rubén Montesinos - marzo 4, 2016

oveja negra

El otro día hablando con mi madre (que perfectamente por su experiencia vital y sin ningún estudio podría dar ponencias sobre Resiliencia y Liderazgo en cualquier escuela de negocios) me dijo que iba a tirar todos los apuntes y materiales que tenía guardados de mi Licenciatura de Psicología. Me dijo que los tenía muchos años acumulando polvo y necesitaba hacer limpieza. Le dije que si, que no había ningún problema pero que necesitaba hacerlo yo.  Le dije que esos apuntes, materiales, notas que había generado durante la carrera eran el símbolo de un hito muy importante para mí que fue Licenciarme en Psicología. Que detrás de esos apuntes habían muchas horas invertidas, muchas lágrimas y mucho sacrificio. Le dije que estaba de acuerdo en que era momento de que pasasen a mejor vida pero que lo haría con honores incinerándolos cual funeral Vikingo.

Estoy convencido que si por algún casual este post le llega a alguno de mis profesores o profesoras de de la EGB o del Instituto estarán alucinando. Y estarán alucinando de pensar que la “oveja negra” del sistema educativo español llegó a licenciarse en algo que no fuese el noble arte de pensar en las musarañas. “Padres y madres del mundo no tiren la toalla con sus hijos… hay esperanza para aquellos descarriados del sistema que por falta de motivación y no de capacidad van a otro ritmo que los demás” doy fe de ello. Quemar los apuntes de la universidad será un proceso catártico que cerrará un ciclo en mi vida y dará paso a otro nuevo. De las cenizas, cual Ave Fénix resurgirá una nueva etapa de mi vida.

Si por azar alguno de mis profesores o profesoras de la EGB o del Instituto leen este post todavía alucinarán más al saber que participo dando formación en varias instituciones. ¡Qué fuerte! La oveja negra del sistema educativo tratando de cambiar el sistema desde dentro…Yo no tengo dotes de formador, de verdad os lo digo, todavía me cuesta hablar en público y mis emociones me suelen jugar malas pasadas. Lo que si es verdad es que pongo toda mi pasión y mis conocimientos al servicio de las personas que me escuchan. Todavía me queda mucho por mejorar y muchas veces pienso que piso demasiados charcos y me meto en demasiados berenjenales. No sé si es por intentar aportar mi granito de arena a las nuevas generaciones o por qué pero me encanta.

Hay cosas en la vida que no se hacen por dinero. Yo no participo en formaciones por dinero (aunque muchas veces cobre por ello) si no por la satisfacción que siento cuando termino y veo el brillo en los ojos de aquellas personas con las que he llegado a conectar. Aprendí hace ya tiempo que no puedes gustarle a todo el mundo y no a todas las personas les impacta igual una formación tuya. Ni una formación, ni un post, ni una conversación contigo. Pero hay veces, hay momentos, hay días en  la vida que recibes mensajes/comentarios que hacen que el esfuerzo extra que uno hace por intentar contribuir un poquito a la sociedad merezca la pena. Hace unas semanas recibí un mensaje vía redes sociales (uno de esos regalos) que hacen que yo quiera seguir esforzándome por dar lo mejor de mí. Os lo adjunto tal cual fue:

“Hola Rubén; Hace ya un par de meses tuve el placer de coincidir contigo en el Speed Networking del máster de RRHH de la Universidad de Alicante y, desde entonces, sigo bastante tu blog. He leído tu último post (http://rubenmontesinos.com/2016/tu-fuiste-uno-de-mis-regalos-de-2015/) y me ha gustado tanto que he decidido escribirte un mensaje. Cuando la gestión de RRHH empezó a llamar mi atención no había, en mi entorno más cercano, nadie que conociese este sector desde dentro; sin embargo, no tenían muy buenas palabras para el… Hay mucha gente que tiene una idea atrasada de lo que es la gestión de personas, aunque pienso que esta imagen ya está empezando a cambiar. Quizá, por esas opiniones no estaba muy seguro de si la gestión de RRHH sería para mí, pero pese a esto decidí informarme bien y seguir mi instinto metiéndome de lleno en el máster. El caso es que, cada vez que conozco gente como tú, referentes en el área de los RRHH que valora y prioriza a las personas en lugar de lo material, me convenzo más si cabe, de que he elegido bien. Yo creo firmemente que las empresas no tienen valor sin las personas y son estas quienes marcan la diferencia, por eso hay que cuidarlas. Simplemente te quería dar las gracias por tu post y decirte que me ha dado más fuerzas para seguir trabajando y formándome en algo que me apasiona” Un saludo.

Muchas gracias a todas y todos los que me ayudáis a crecer como persona y como profesional compartiendo un cachito de vuestra vida conmigo. Prometo que daré lo mejor de mí para intentar compensaros.

Un abrazo

Share on Facebook0Share on LinkedIn96Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Tú fuiste uno de mis regalos de 2015

Rubén Montesinos - enero 1, 2016

Los Reyes Magos

Las circunstancias de la vida hicieron que me diese cuenta hace  ya muchos años que las cosas materiales son simplemente eso… cosas. Yo tuve la desgracia o la suerte de que mis padres perdiesen toda su fortuna cuando yo tenía más o menos 12 años. Por ese motivo yo no le doy prácticamente valor a las cosas materiales.

Recién empezado el año 2016  y a punto de que los Reyes Magos traigan  regalos a los niños buenos, quiero compartir con vosotros los regalos que yo he tenido en este año 2015 que acaba de terminar. Estos regalos hacen que quiera vivir el 2016 con más intensidad si cabe que el 2015 que ha sido un año muy pero que muy intenso.

Mis regalos  son gente increíble que se ha cruzado en mi vida este 2015 y que me han ayudado a crecer como persona.

 Mis regalos:

 

Elisa Prone LinkedinElisa Prone Yo pensaba que ya lo sabía todo en materia de recursos humanos hasta que Elisa se cruzó en mi vida. Elisa eligió hacer las prácticas del Máster de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante conmigo. Ella pensaba que venía a aprender y resulto que vino a enseñarme. Elisa vino a sacarme de mi zona de confort, vino a aportarme aire fresco y a volver hacerme creer que trabajo en una profesión increíble. Elisa llegará muy lejos, llegará allá dónde ella quiera llegar. Con su mochila llena de principios, valores, actitud, respeto e inteligencia, trotamundos donde las haya… gracias Elisa por todo.

https://es.linkedin.com/in/elisa-prone-58823993/en

 

Paco BeldaPaco Belda Tengo que reconocer que lo mio con Paco fue amor a primera vista. Es una persona cercana, humilde, accesible desde el minuto cero, es un gran profesional pero sobre todo es una gran persona. ¿Y cómo sé yo eso? Porque lo demuestra con hechos y no con palabras. No hace mucho que conozco a Paco pero se ha vuelto un imprescindible en mi vida. Alguien dijo que había que rodearse de gente más inteligente que tú y yo eso lo sigo a rajatabla. Mi hermano Sergio Ayala dice que hay que huir de los negativos y rodearte de gente positiva… pues eso. Lo siento Paco pero ya no te escapas ni en bicicleta 😉

https://es.linkedin.com/in/beldacanto

 


Elena ArnaizElena Arnaiz
 A veces las redes sociales te traen sorpresas y Elena fue una de mis mejores sorpresas del año. Cuando ves el perfil 2.0 de algunas personas sabes que vas a conectar, no me preguntéis por qué pero lo sabes. Ese fue el caso de Elena, cuando leí su Linkedin y luego buceé en su blog me dije “Esta chica merece la pena conocerla” y así fue. Dos o tres mensajes y cuando las causalidades de la vida lo permitieron nos desvirtualizamos a la luna de Valencia. Tengo que decir que Elena supero con creces mis expectativas que ya eran altas, casi tan altas como ella. Elena es un encanto, apasionada de su profesión, hace de su trabajo su vocación y lo traspira en cada comentario. Da gusto hablar con gente que ama lo que hace y lo vive con tanta pasión.

https://elenaarnaiz.wordpress.com/

 

Andrés OrtegaAndrés Ortega A Andrés además de darle el Premio Blogosfera de RR.HH 2015 hay que darle un premio a la humildad y la profesionalidad. Cada vez tengo más claro que los más grandes son los más humildes y Andrés es un ejemplo de ello. Tuve la suerte de poder entrevistarlo en el Congreso Europeo de RR.HH organizado por Aedipe CV en Valencia y fue un verdadero placer. Nada de pose, ni de fachada, ni de postureo de gurú de turno, ni nada de nada. Andrés me demostró que para ser grande no hace falta ir de crack por la vida. Para ser grande sólo tienes que amar lo que haces y querer compartirlo con los demás. Andrés vino, vio y rockeo!!!

http://andres-ortega.com/

 

Cristina MuleroCristina Mulero Con Cristina me unían muchos amigos en común pero no ha sido hasta este año cuando realmente hemos podido coincidir de forma física. Es cierto que ya eramos conocidos 2.0 pero no en el 1.0 que es donde suceden las cosas. Cada día me sorprendo más de todo el talento que hay en Alicante y Cristina es un ejemplo de ello. Cristina es una de las embajadoras en mi tierra de la “Marca Personal” y me alegra saber que bebe de las mismas fuentes que lo hacía yo cuando empecé a interesarme por estos temas. Profesional de los recursos humanos con mucha experiencia en selección, imprime su sello personal en cada trabajo que realiza. Simpática, cercana y profesional.

http://cristinamulero.es/

 

Tú que no apareces en este post y que también te has cruzado en mi vida, también has sido un regalo para mí. De verdad, de todo corazón muchas gracias por haber compartido un instante de tu vida conmigo. ¿Qué regalos me traerán este año los Reyes Magos? Estoy impaciente por vivirlos.

¡Feliz 2016!

Share on Facebook0Share on LinkedIn69Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Carta a los Rheyes Magos

Rubén Montesinos - diciembre 28, 2015

Reyes Magos

Queridos Rheyes Magos,

Este año he sido bueno, me he portado muy bien. Yo sé que vosotros sois mágicos y lo veis todo por lo que no hace falta que yo os lo recuerde. Pero como en las empresas no siempre se recompensa al que más se lo merece… para evitar malos entendidos yo os lo recuerdo.

He de reconocer que me ha costado escribir esta carta porque quiero tantas cosas que no sabía cual pedirme. Me encantaría que me trajeseis mucho apoyo de la dirección para que pueda acometer mis proyectos y que los demás compañeros se los tomen en serio. Si no es mucho pedir Rheyes hay un kit de este regalo que se vende por separado que se llama presupuesto. Es que si no vienen juntos no funcionan bien y nos quedamos a medias.

Me he pedido también el juego de la compensación total. Es muy chulo y te permite jugar con todos los tipos de retribución que hay. ¡Es alucinante! Te permite tener equidad interna y competitividad externa en un pis pas. Además el modelo de este año trae como complemento el paquete de expatriados, es alucinante. Y lo mejor de todo es que viene con salario emocional de regalo, es una pasada.

También me he pedido el juego de Quién es Quién. Trae muchas descripciones de puestos nuevas como: Demand Planner, Big Data Analyst, Ecommerce Manager, Socialmedia Manager, Content Curator y muchas más… Además ahora trae herramientas actualizadas para hacer organigramas matriciales con dependencias jerárquicas y funcionales gratis ¡Muy fuerte!

Como este año he sido muy bueno también quiero que me traigáis el disfraz del Hombre Flexible, es el súper héroe que más me gusta. Tiene el poder de la conciliación… es increíble las cosas que puede hacer al cabo del día; trabaja, se mantiene en forma, cuida de sus hijas, de su relación de pareja, de su familia, estudia, mantiene su marca personal activa…y duerme ocho horas yo de mayor quiero ser como él.

Me encantaría pedirme muchas cosas más pero sé que hay más niños y que no hay que abusar. Con esto yo estaría muy contento así que por favor Rheyes Magos espero que este año me hagáis caso y me traigáis lo que pone en la carta y no lo que a vosotros se os ocurra porque no siempre acertáis. Que la última vez me trajisteis el juego de los EREs y yo no me lo había pedido.

Que tengáis un buen viaje.

Os mando un besito fuerte

XXXOOO

PD: Como sé que este año me he portado muy bien y vais a ser buenos conmigo si vais bien de presupuesto me traéis también un juego de herramientas para arreglar la comunicación interna que no me funciona muy bien y otro para conseguir que la gente no se pelé por la temperatura de la calefacción. Gracias

Share on Facebook0Share on LinkedIn66Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Las 9 competencias del directivo actual

Rubén Montesinos - octubre 19, 2015

directivo multitarea

Hace unas semanas me invitaron a participar en una jornada titulada “La importancia de los RR.HH en la Dirección de Empresas”. Para mi intervención me pidieron que reflexionase sobre las características que debían tener los directivos de hoy en día según mi experiencia. Os dejo a modo de post mis humildes aportaciones…

Introducción

Es más que evidente que las cosas han cambiado, y han cambiado a niveles que ni imaginábamos hace unos años. Vivimos tiempos inciertos en los que vivir es un arte y trabajar… y liderar… y mantener nuestras empresas a flote… Vivimos tiempos de cambio, de cambio de valores, de cambio de paradigmas… en definitiva de cambio. Y sólo tenemos dos opciones: subirnos a la ola o ser engullidos por el tsunami. Si ocupas un cargo de responsabilidad en una empresa si o si tienes que aprender a surferar.

Las 9 competencias del directivo actual:

  • Pensamiento Global

El terreno de juego ha cambiado, se nos ha hecho grande. Una de las cosas que ha traído la globalización ha sido la apertura de fronteras que junto con las tecnologías de la información y la digitalización ha permitido la expansión internacional de las empresas. Esta expansión nos ha obligado a “abrir la mente” para entender que el mundo se nos ha hecho pequeño. Que ahora nuestros colaboradores no están en la oficina central sino que los tenemos repartidos allende los mares. ¿Estamos preparados para asumir el liderazgo con nuestro talento esparcido por el mundo? ¿Están nuestros sistemas de información preparados? Cualquier directivo que asuma este reto sea de RR.HH o no tiene que tener una mentalidad Glocal, es decir pensar a nivel global pero actuar de forma local.

  • Gestión de la Multiculturalidad

Si la globalización nos ha obligado a expatriar nuestro talento para poder dirigir, participar y complementar los equipos de los nuevos emplazamientos creados en otras localizaciones del globo. También nos ha abierto para suerte nuestra las fronteras del talento. Ahora las empresas tienen mucho más fácil hacerse visibles al talento global. Si vendemos a clientes en todo el mundo siempre será más beneficioso para la empresa tener colaboradores que entiendan a la perfección las diferentes culturas, costumbres y formas de hacer negocio de esos clientes. Esto nos obliga a reclutar talento de multitud de nacionalidades, religiones, costumbres y formas de entender las empresas. El directivo de hoy en día tiene que ser capaz de convivir con la multiculturalidad de sus equipos y hacer que sea una de las ventajas competitivas de la misma. El líder tiene que ser un líder inclusivo que saque lo mejor de los equipos multidisciplinares y multiculturales para marcar la diferencia.

  • Impulsor del cambio

Los directivos tenemos la obligación de “crear cambio”, tenemos la obligación de desafiar constantemente el satatus quo para no dormirnos en los laureles y que el cambio no nos arrolle. Adaptarse al cambio es reactivo, es decir, si te has adaptado es porque el cambio ya te ha pillado y has tenido que reaccionar para que no te supere. La obligación de los directivos es adelantarse a esos cambios, tener la suficiente valentía para coger el toro por los cuernos cuando nadie en la empresa quiere cambiar. ¿Para qué vamos a cambiar si así nos va bien? ¿Si siempre lo hemos hecho así y ganamos dinero? ¿Si somos los líderes en el mercado porque hay que diversificar? ¿Digitalizarnos? ¿Internacionalizar la empresa? ¿Flexibilizar los servicios? ¡Qué pereza! Si queremos ser directivos que marquen la diferencia no podemos caer en la complacencia de los resultados pasados y tenemos que ser embajadores del cambio.

  • Innovadores y creativos

Hoy trabajamos en entornos desconocidos, donde las viejas recetas que siempre habían funcionado no sirven. La crisis ha dejado de manifiesto que nos habíamos acomodado y vivíamos de unas rentas que no nos pertenecían. Hoy en día los históricos de ventas o de producción no sirven. Los clientes ya no piden lo mismo, ni las mismas cantidades, ni de la misma forma, ni lo quieren con la misma frecuencia, ni nada que se le parezca a como lo hacían anteriormente. ¿Entonces qué podemos hacer? Tenemos que reinventarnos constantemente. Pero para que esta reinvención se produzca de forma natural en la empresa hay que ser innovadores y creativos.

Los directivos tienen que fomentar la innovación y la creatividad de sus equipos y de ellos mismos. Las empresas tienen que crear entornos donde la creatividad y la innovación se incrusten en su ADN. Si queremos sobrevivir a los futuros azotes económicos, tecnológicos y/o sociales tenemos que poner la capacidad innovadora y la creatividad de todas y cada una de nuestras personas a trabajar. Los directivos no tienen que ser los más creativos y ni los más innovadores de la empresa (que si lo son bienvenido) si no que tienen la obligación de crear el caldo de cultivo donde ese talento innovador y creativo se desarrolle.

  • Lideres One to One

Si hemos dicho que los clientes han cambiado y ya no tienen las mismas necesidades de antes. Es evidente suponer que nuestros colaboradores tampoco tienen las mismas necesidades de antes. Hoy en día tenemos el reto de gestionar a un talento joven que se incorpora a nuestras empresas con unos valores y principios muy diferentes a los que muchos de nosotros estamos acostumbrados. Las nuevas generaciones; Knowmads, Millennials y demás early adopters que vienen reclamando otro tipo de empresa, otro tipo de liderazgo y otras condiciones laborales. Estos tendrán que convivir con un “talento senior” que lejos de retirarse a los 65 trabajará muchos años más gracias al aumento de la esperanza de vida y a la falta liquidez de los estados.

Los directivos tienen que ser capaces de gestionar a estos perfiles tan diferentes, tratando de conciliar puntos en común y desarrollar estrategias donde se complementen y aporten. Los directivos tienen que liderar con políticas de uno a uno. El café para todos está más denostado que nunca y hay que desempolvar nuestra vocación de servicio para ponernos a disposición de cada uno de nuestros colaboradores. La verdadera revolución en la dirección de personas que hay que hacer hoy en día es volver a lo básico; y volver a lo básico es poner a la persona en el centro de la empresa.

  • Jardineros de cultura

Peter Drucker dijo “Culture eats strategy for breackfast”. Es decir, que ya puedes tú hacer planes estratégicos que como no estén alineados con la cultura de tu empresa las llevas claras. Y la cultura de la empresa no es lo que pone en los manuales corporativos, ni en la web. La cultura de una empresa es “la forma en la que se hacen las cosas”, no como se dice que se hacen sino como se hacen realmente. Aportar a la cultura de la empresa es básico para un directivo. El directivo tiene que ser el jardinero que la abone, la riegue, la mantenga y la haga florecer. La cultura de la organización es el principio de todo. No puedes crear unos cimientos sólidos si no hay una cultura que los sostenga. Intentar meter con calzador procesos, procedimientos o herramientas que son disonantes con la cultura organizativa será muerte de una crónica anunciada.

Cambiar la cultura de una organización es complicado pero no imposible. También es cierto que no puede hacerse de la noche a la mañana. En este papel de cambio como en el resto de puntos de este post el directivo es una de las piezas fundamentales. Sé el cambio que quieres ver en tu empresa, da un paso al frente y arremángate para empezar cuanto antes.

  • Talking Managers

Un estudio americano ponía de relieve que las dos fuentes de conflicto más comunes en las empresas de todo el mundo son la temperatura del aire acondicionado y la comunicación. Álvaro González Alorda dice en su último libro “A este problema le hace falta una buena conversación”. Es cierto que las nuevas tecnologías nos han permitido una conectividad brutal que ha roto muchas barreras y nos da una movilidad impensable hace unos años. Pero también ha traído lacras como el “email”. Hay que dejar de escondernos tras nuestras pantallas de ordenador y volver a salir a hablar con nuestra gente. Los directivos tienen que ser facilitadores de conversaciones poderosas que creen compromisos de acción en las empresas como afirma Andrés Ortega.

Comunicar y comunicar bien sigue siendo una asignatura pendiente de las empresas. Vivimos en un entorno de infoxicación en el que es difícil asimilar, curar y gestionar la ingente cantidad de información que recibimos a diario. Aún así tenemos que hacerlo porque la información es poder y hay que saber filtrar y repartir. Cuando hablamos que hay que potenciar la comunicación en la empresa no significa que todos tengan que tener toda la información sino que todos tengan la información que realmente necesiten en forma y plazo. Y ¿Por qué? Porque para tomar las decisiones adecuadas (o por lo menos intentarlo) tenemos que manejar la información necesaria en los momentos justos. Ni más ni menos. Además por supuesto de que una comunicación efectiva evita muchos comentarios de pasillo y rumores de cafetera.

  • Gestores de Emociones

Un directivo que se precie tiene que saber de emociones. Tiene que saber de las suyas y de las de los demás. Eso de que las emociones uno se las deja en la puerta de la empresa ya no es posible. Hoy en día no existe una frontera entre el yo personal y el yo profesional. Somos gestores de emociones y cuanto más sepamos de ellas mejor nos gestionaremos y mejor gestionaremos a los demás. Si quieres tener un buen desarrollo como líder, directivo, manager, mando intermedio o simplemente ser una buena madre o un buen padre no olvides las emociones en el felpudo. Potenciar nuestra inteligencia emocional puede ser la clave para dar un salto cualitativo en nuestro desempeño como directivos.

  • Socialnetworkers

“La tecnología reinventará los negocios, pero las relaciones humanas seguirán siendo la clave del éxito” afirmaba Stephen Covey. Hoy vivimos en red, hiperconectados y a un solo click de miles de personas. Pero la tecnología es un medio y no un fin. Detrás de todos los dispositivos móviles hay una persona. Por lo tanto el arte de las relaciones humanas, del networking, del trabajo de mantener tu red de contactos al día y en forma sigue más presente que nunca. Los directivos tienen que estar presentes en la red y tienen que saber gestionarla. Y lo tienen que hacer para potenciar su marca personal y ayudar a la de su empresa. Las organizaciones que tengan directivos con visibilidad, que se conviertan en referentes y que sepan gestionar sus contactos ganaran muchos activos.

Ser directivo hoy en día es una gran responsabilidad. Porque tener un gran poder conlleva una gran responsabilidad y por lo tanto hay que estar a la altura de las expectativas. Asumir el cargo es fácil, desarrollarlo al nivel esperado exige un alto grado de compromiso y dedicación que no tod@s están dispuest@s a pagar. ¿Y tú estás dispuesto?

Estas son mis aportaciones de las competencias del directivo de hoy ¿Echas alguna en falta? Por favor enriquece este post con tus comentarios y aportaciones.

Un abrazo.

Share on Facebook0Share on LinkedIn113Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+1Email this to someone

¡No quiero más café por favor!

Rubén Montesinos - septiembre 22, 2015

Post caféSe nos llena la boca a los de recursos humanos con el tema de que “el café para todos” ya no funciona. Que hay que atender a las diferencias individuales de los trabajadores. Que tenemos que hacer políticas  one to one para poder acercar la estrategia de la compañía a todos los niveles y bla, bla, bla…. Pero seguimos con el café para todos digamos lo que digamos.Es cierto que ahora damos a elegir entre café solo, cortado, con leche, descafeinado, de sobre, de maquina… pero en definitiva café. ¿Pero qué pasa si tu empresa no necesita café? ¿Qué pasa si  las personas de tu organización prefieren otras bebidas? ¿Seguimos dándoles café?

No hace falta que yo lo diga para que seamos conscientes que “innovación” y “creatividad” son dos términos que están en boca de todos; políticos, empresarios, docentes, gurús, gobiernos, empresas… Se dice ” hay que ser creativos para salir de la crisis”, que hay que “innovar en modelos de negocio”, hay que ser creativos en los departamentos y salir de la zona de confort… etc. Es cierto que vivimos en tiempos líquidos y entornos VUCA´s y tenemos que saber adaptarnos para que no nos barra la oleada de cambios sociales, demográficos, culturales, económicos, políticos y tecnológicos. Es cierto que tenemos que aplicar toda esa creatividad e innovación que tanto echamos ahora de menos. ¿Pero realmente estamos haciendo los deberes a todos los estamentos? ¿De verdad estamos los departamentos de Recursos Humanos/Personal/Talento/Personas o como queramos llamarlo aplicando esta innovación a nuestros procesos? ¿Y a nuestra cultura?

Escribo este post casi como una reprimenda a mi persona y mi gestión como directivo de recursos humanos pero “que levante la mano el que esté libre de pecado”. Si tu empresa, si las personas que trabajan en tu empresa te piden que innoves y seas creativo en tus políticas de recursos humanos no les ofrezcas “café late”. Una verdadera cultura de innovación y creatividad no necesita de maquillaje. Una verdadera cultura de innovación y creatividad empieza en el core y se refleja en la estética. Me explico. Por poner una consola y un futbolín en la oficina no estás fomentando la creatividad, ni la innovación en la empresa… y menos si miras mal a los colaboradores que los utilicen en horario de trabajo… Te puedo asegurar que si Google tiene un tobogán en sus oficinas es porque obtiene mayores rendimientos en su cuenta de resultados que si no lo tuviese. Y tiene más rendimientos porque su gente es más productiva, más creativa y más innovadora que si no lo hiciese. Pero el tobogán es el resultado y no el origen de una cultura innovadora.

Juan Prego en su libro “Como crear organizaciones para genios” explica que normalmente cuando las empresas no obtienen los resultados esperados, se empiezan a cuestionar sus procesos, luego se cuestionan a os responsables de esos procesos que son personas y cuando valoran las personas se dan cuenta que el origen está en el ambiente/cultura. Si tú quieres crear organizaciones para genios tienes que empezar creando una verdadera cultura de creatividad e innovación, para que las personas con talento, con creatividad puedan trabajar en un entorno que les permita innovar, para luego mejorar y optimizar los procesos que nos darán unos mejores/mayores resultados.

Admito el “mea culpa” por no hacer los deberes en mi organización o por lo menos no al nivel que ya debería estar haciéndolo. Lo que sí que tengo claro, es que tengo muy claro que hay que empezar por adoptar la innovación y la creatividad como parte esencial de nuestra cultura. Lo he dicho en todas y cada una de mis formaciones, charlas o ponencias en las que he tenido el placer de participar. Si quieres que el talento que tanto te ha costado llevar a tu empresa se quede… sólo puedes hacer una cosa y es crear los entornos, las políticas, los procesos… en definitiva la cultura de empresa que haga que se desarrolle y multiplique su potencial. Si quieres que la gente sea creativa genera entornos creativos, si quieres que la gente innove deja de ofrecer café para todos (sea del tipo que sea) y empieza a darles lo que de verdad necesiten sea lo que sea.

Un abrazo

Share on Facebook0Share on LinkedIn26Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Jefe me voy de vacaciones

Rubén Montesinos - agosto 5, 2015

foto postureo veranoHola jefe, este viernes me voy de vacaciones ¡por fin! He de reconocerte que este periodo del año ha sido duro y he llegado con las pilas justas ¡me he salvado por la campana! Estoy contento con el trabajo hecho porque la implicación del equipo ha sido máxima, sí que es cierto que a veces he tenido la sensación que mucho del esfuerzo hecho no ha dado los frutos que esperábamos; algo tendremos que revisar… pero después de agosto ¿OK? A ver si al final todavía me pones una reunión de última hora y me pierdo la comida con los compañeros… que luego dicen que el chiste de los indios del Mago More está sacado de nuestra empresa…

Quiero decirte que no te preocupes por mí porque voy a tomarme unos días de desconexión total. Me haré fotos de los pies en el agua, de las cervezas con los amigos, de algún paisaje idílico, de mi sombra en la arena, de mis niñas jugando en la playa… postureo vacacional del bueno. También quiero decirte que una vez haya reseteado mi mente, quiero dedicar parte de este tiempo libre a reflexionar sobre mi función en la empresa y sobre el papel que juega el departamento de recursos humanos en la compañía. Tengo la sensación que podemos aportar mucho más de lo que actualmente estamos haciendo. Aunque esto no lo podemos conseguir nosotros solos, tú nos tienes que echar una mano.

Aprovecharé las horas de la siesta de mis niñas para releer algunas notas que he ido tomando a lo largo de estos meses, terminar algún libro que tengo a medias y echar un vistazo a todos los blogs que sigo pero que no puedo digerir por nuestro día a día. Te aconsejo que hagas lo mismo. Ahora con las nuevas tecnologías podemos estar tirados en la hamaca leyendo un post con la tablet en una mano y un mojito en la otra ¿No parece mal plan no? Y cuando apreté mucho el calor un chapuzón y todo solucionado.

Por si te puede servir te diré que quiero reflexionar sobre nuestra Estructura Organizativa. Hemos hecho los deberes durante estos años y ahora estamos recogiendo los frutos de tanto trabajo duro. Es por esto que tenemos que replantearnos nuestra estructura organizativa y virar a un modelo más líquido. Este concepto se lo debemos a Zygmunt Bauman y surge de la transformación física de las estructuras organizativas funcionales sólidas, persistentes y estables propias de la sociedad industrial. Es decir, tenemos que cambiar a un modelo organizativo que como los líquidos podamos fluir, adaptarnos y transformarnos ante los cambios externos.

 No sé si tú te has dado cuenta pero el perfil de los nuevos trabajadores ha cambiado. Ya no tienen las mismas necesidades que nuestros trabajadores veteranos. También tienen otras inquietudes y nos tenemos que adaptar. Estas nuevas generaciones tienen perfiles que ya no están clasificados por su edad ni por la generación a la que pertenecen, sino por cómo entienden el trabajo. Son los conocidos Millennials, Knowmads y Socialnetworkers. Sé que esto a ti te suena a chino por lo que te recomiendo leas este post de Alicia Pomares donde te lo explica perfectamente.

Como te he comentado alguna vez el mercado laboral se está moviendo de nuevo. Sí que es cierto que determinados perfiles laborales todavía lo pasarán mal pero hay otros muchos que ya están recibiendo ofertas de empleo. Dicho esto creo que tenemos que ponernos las pilas con nuestro Employer Branding; sé que es otra palabreja rara pero es que ahora en RR.HH somos muy modernos ja..ja..ja. Pero más allá de la palabreja es cierto que hay que empezar a hacernos visibles y atractivos para todos aquellos profesionales con talento que están en el mercado laboral. Si queremos atraer talento tenemos que trabajar duro nuestra marca como empleador. Te dejo un par de post que te dan algunas pinceladas sobre el tema, un post de Andrés Pérez Ortega y otro post de Isabel Iglesias.

Dicho esto si conseguimos atraer talento a través de nuestra marca de empleador, luego deberemos hacer los deberes para que quiera quedarse a desarrollarse con nosotros. Yo huyo del concepto de la retención del talento porque me suena a esclavitud. Ya te comenté que había escrito un post al respecto ¿Te acuerdas que te dije que había abierto un blog? Para que el talento decida quedarse con nosotros tenemos que crear los entornos y los ambientes apropiados. Al talento le gusta estar rodeado de talento… además quiere que se le valore y se le ayude a potenciar su marca personal. No te preocupes que no estamos solos y hay profesionales que nos pueden echar una mano como puede ser Cristina Mulero, Guillem Recolons y por su puesto Andrés Pérez Ortega que ya te lo he nombrado antes. Pídete otro mojito y échale un vistazo a este post de Eva Collado.

Jefe estamos en un entorno hiperconectado donde las nuevas tecnologías han entrado hasta la cocina. Lo sé…lo sé ya me has comentado muchas veces que hay que estudiar el uso en nuestra empresa de internet y redes sociales por nuestros trabajadores. Jefe tenemos que hacer un esfuerzo por ver la parte positiva de esta situación e intentar sacar partido de una realidad que no es pasajera. ¿Qué ganamos con cortar el acceso de internet en los ordenadores? La web es una magnífica herramienta de trabajo que no podemos eliminar. Cortar el acceso a redes sociales es una tontería porque todos tienen un smartphone. Lo que hay que hacer es tener claro cómo queremos que nuestros colaboradores utilicen estas redes y que sean nuestros mejores embajadores de marca. Lo que sí que hay que hacer es tener bien definida nuestra presencia en estas redes sociales y que nuestros trabajadores nos sirvan de altavoz.

Te he oído decir varias veces durante los comités de dirección que tenemos que ser más creativos y más innovadores. Que la competencia aprieta mucho y que ahora jugamos en champions y tenemos que ponernos las pilas. Pero para que nuestra gente sea más creativa y más innovadora nosotros tendremos que hacer algo para ayudarles. La buena noticia es que podemos hacerlo. Sé que muchas veces cuando te refieres a estos conceptos haces referencia a innovar en producto. Pero creo que hay que llevar estos conceptos al ADN de nuestra compañía. Tenemos que ser capaces de tener una organización disruptiva tal y como comenta Virginio Gallardo en este post.

Sé lo que estás pensando. Estás pensando que todo el trabajo lo tiene que hacer la empresa y que somos nosotros como organización los que tenemos que ponernos las pilas y adaptarnos a los nuevos entornos de trabajo. Y dirás ¿Y qué pasa con nuestros profesionales? Es cierto, ellos también tienen que ponerse las pilas. Nuestra empresa cambia a ritmo de vértigo (y más que tiene que cambiar), los mercados, los entornos, todo está en constante cambio y a toda velocidad. Nuestros trabajadores se tienen que ponerse las pilas y ser capaces de mantener su empleabilidad en el tiempo. Dejar de esperar que nuestros programas de formación les salven la vida y tener asumido el concepto de autorresponsabilidad en el aprendizaje como bien explica Andrés Ortega en esta entrevista. Descuida que desde RR.HH les echaremos una mano.

Bueno jefe, te dejo que esto ya huele a mar y a chiringuito de playa. Te deseo lo mejor para estos días; disfruta, descansa, pásalo muy bien, desconecta y si tienes un ratito le echas un vistazo a todo lo que hemos comentado ¡Pero con un mojito en la mano que si no parece trabajo! De verdad jefe espero que recargues las pilas que a la vuelta tenemos mucho por hacer.

¡Un fuerte abrazo!

Share on Facebook0Share on LinkedIn327Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+7Email this to someone