¿Te volvería a contratar tu empresa?

Rubén Montesinos - noviembre 28, 2016

baja-voluntaria

Desde hace tiempo llevo reflexionando sobre esta pregunta. Si tu empresa tuviese la posibilidad de elegir ¿Te volvería a contratar? Ahora que te conoce bien y sabe cómo eres en realidad (cuáles son tus virtudes y de qué pie cojeas) ¿Volverías a ser la mejor opción? ¿Sigues siendo la opción preferente? ¿Sigues estando al nivel de las nuevas generaciones? ¿Sigues empleable? ¿Sigues al día o empiezas a estar descatalogado? Son preguntas que creo que tod@s deberíamos hacernos y que además deberíamos saber responder.

Cuando escribí el post The Working Dead no pensaba que calaría tan hondo en mi persona y mucho menos en tantos lectores que lo han enriquecido aportado muchísimo con sus comentarios tanto en el blog como en Linkedin. Sé que preguntarse ¿Sigo siendo la mejor opción para mi empresa? ¿Sigo siendo la mejor opción para mi cliente? ¿Estoy haciendo los deberes para no quedarme fuera de mercado? En definitiva ¿Estoy trabajando mi empleabilidad? Son cuestiones que hacen “pupa”. Y hacen pupa, duelen y escuecen porque en el fondo sabemos que tenemos mucho trabajo que hacer. Tenemos que dejar de vivir de rentas y  ponernos manos a la obra.

Mantenerse empleable cuesta porque supone pasar a la acción. El talento es talento en movimiento. No eres lo que sabes si no lo que haces con lo que sabes. Hace mucho frío ahí fuera y en la empresa se está calentito pero cómo no hagas nada para mantenerte dentro, llegará un día que te quedarás fuera. Y ya sé que por nuestro sistema laboral tenemos derecho a una prestación por desempleo (por ahora) que puede cubrir más o menos meses. Y que estás pensando que cuando llegue el momento entre la indemnización (otro tema a discutir) y el paro pues ya te pondrás las pilas.

La cuestión es que quizás cuando llegue el momento, tu familia, la presión social, tu indecisión inicial, las prisas, los agobios pueden hacer que no estés centrado para darle la vuelta a la tortilla. Quizás en ese momento tengas tantos condicionantes externos (responsabilidades, facturas que pagar, hijos, hipotecas, coches, etc) que te bloqueen a nivel interno. Igual que recomiendan buscar trabajo cuando estás trabajando (no tienes el mismo nivel de ansiedad en las entrevistas), lo mismo ocurre cuando se trata de trabajar tu empleabilidad. Es mejor trabajarla poco a poco que tener que hacerlo de golpe. ¿Vas a aprender un nuevo idioma en un año? ¿Vas tener tiempo para reciclarte profesionalmente durante el paro? ¿Vas a poder pensar, reflexionar, trazar un plan, ejecutarlo y que salga bien en uno o dos años? Ojalá tú puedas pero creo que la mayoría no puede.

No te conviertas en un Zombie Laboral que no sabe que está fuera del mercado de trabajo. Mantente empleable durante tu vida profesional. Ya seas trabajador por cuenta ajena, autónomo, freelance o empredendor. No trabajes por un empleo, trabaja por tu empleabilidad. El secreto es conseguir ser la opción preferente siempre. Pero para eso hay que entrenar, hay que estar en forma, hay que conocer nuevas técnicas, hay que saber qué hace la competencia y mejorarlo. Y así una vez y otra vez y otra y otra, siempre. Normalmente los que marcan la diferencia no son los más listos, ni los más inteligentes, normalmente los que marcan la diferencia son los que hacen lo que tienen que hacer sin excusas. Esto va de hacer, esto va de currárselo.

Pregúntate ahora ¿Me volvería a contratar mi empresa?

Un abrazo

 

Share on Facebook0Share on LinkedIn191Tweet about this on Twitter16Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

¿Te quieren por tu marca personal o por la de tu empresa?

Rubén Montesinos - noviembre 12, 2016

logos-empresas

¿Qué pasa cuando un profesional se queda sin el amparo de su organización?

 

¿Qué pasa cuando un profesional ya no está respaldado por el logotipo de la marca de su ex-empresa? Hay muchos profesionales que viven al amparo del peso que tiene la marca de la empresa en la que trabajan. Creen que ese logo les sirve como escudo de protección contra cualquier inclemencia del día a día. Son profesionales que no cuidan su empleabilidad porque consideran que su empresa estará ahí para siempre. Que le será fiel y que no le dejará nunca en la estacada. Pero en la vida llega un día en el que te todo puede  cambiar.

Son ese tipo de profesionales que tienen como apellido el nombre de su empresa. ¿A qué te dedicas? Soy Responsable de hacer piticos de boina en Inditex, soy el CFCHO de Mercadona, soy el Máster del Universo de Repsol. ¿Está mal nombrar la empresa en la que trabajas? Por supuesto que no, pero no considero conveniente que alguien se escude en una marca potente de empresa para ocultar ineficiencias en su labor como profesional. ¿Qué no hay mediocres en empresas de renombre? Para mí es un rotundo si (aunque invito a los lectores a que enriquezcan con sus comentarios mis opiniones), al igual que hay mediocres en la mayoría de empresas, sean grandes, pequeñas, nacionales o internacionales.

Antes era muy fácil vivir de las rentas de haber trabajado en una empresa de renombre. Es cierto que todavía tiene peso el haber pasado por determinadas organizaciones pero ahora existen muchos  mecanismos para desmontar a los farsantes. El mundo digital y las redes sociales en particular están deseando poner a cada uno en su lugar. Estas plataformas pueden gritar al mundo que eres un gran profesional o que eres un gran pufo. Cuesta muy poco hoy en día analizar la trazabilidad de tu desempeño en una organización. Además si has ido dejando heridos, cadáveres y daños colaterales a tu paso… pues estás jod**@.

Trabaja tu marca personal y procura que tu bandera sea tu desarrollo profesional

 

De otra parte hay profesionales que siendo muy buenos en su trabajo, creen que la marca de su empresa (que ondean cual bandera) les inmuniza ante cualquier inclemencia del mercado laboral. Pero cuando llega el día en el que alguien les retira ese privilegio y tienen que volver a ser soldados sin ejército, se dan cuenta que no hicieron los deberes. Que no se preocuparon por trabajar su marca personal y se mimetizaron con la de su empresa. Esa empresa a la que actualmente ya no pertenecen. ¿Crees que tus clientes, proveedores, colaboradores te seguirán siendo fieles cuando ya no trabajes para tu empresa? ¿Si te montas mañana por tu cuenta se irían contigo? ¿Te invitan a los eventos por tu trabajo o por la empresa a la que representas? En definitiva la pregunta es ¿Te quieren por tu marca personal o por la de tu empresa?

Nunca dejes tu empleabilidad en manos de tu empresa, nunca. Trabaja tu marca personal y procura que tu bandera sea tu desarrollo profesional. Lucha por ser un profesional conocido y reconocido por tu trabajo, independientemente de la empresa o empresas a las que representes. Mentiría si dijese que si tu apellido es Apple o Coca Cola tiene más entrada que Reciclados Los Agostenses. Dicho ésto, una cosa es la entrada y otra es la salida. Ahora tienes una ventanita abierta al mundo para poder mostrar lo que tú vales como profesional, sin esperar a que ninguna empresa lo haga por ti. Se llame como se llame y facture lo que facture.

Por lo tanto no tienes excusa, pregúntate ¿Me quieren por mi marca personal o por la de mi empresa?

Un abrazo.

Share on Facebook0Share on LinkedIn191Tweet about this on Twitter40Pin on Pinterest0Share on Google+1Email this to someone

Vacaciones para recargar las pilas

Rubén Montesinos - agosto 8, 2016

Recargando Pilas

 

Battery Low

He de reconocer que este año llego a las vacaciones justito, justito de gasolina. Mentalmente estoy agotado y físicamente un poquito tocado, esto de la edad me está pasando factura ja..ja..ja.

Me acabo de dar cuenta que llevo bastante tiempo sin publicar ningún post en el blog. Y eso que tengo tres post en formato borrador pero no consigo la inspiración para dar forma a las ideas. Creo que necesito un reset para recargar pilas y volver en septiembre con energías renovadas.

¿Qué voy a hacer para volver a estar en plena forma? 

Para empezar me iré una semana de desconexión total con mi gran amigo Sergio Ayala. Y no, no vamos a hablar de emprendimiento, ni de talento, ni de marca personal, ni de proyectos, ni de recursos humanos, ni de coaching… Vamos a hablar de Tele 5, de Kiko Rivera, de pañales, de viajes, de  vómitos, de mujeres y de lo mucho que apreciamos la vida. Vamos a disfrutar como vividores profesionales que somos, de todo lo que nos acontezca durante esa semana. Rememoraremos tiempos pasados como dos abueletes en frente de una obra, mientras nos bebemos una cerveza bien fría y empezamos a planificar algún viaje futuro ¿EE.UU en auto caravana?

Una vez hecha la limpieza mental y con las neuronas al 100% empezaré a dibujar mi hoja de ruta para el nuevo curso. Septiembre siempre es el inicio de un nuevo ejercicio y es mejor arrancar con la planificación hecha. Seguro modificaré los planes sobre la marcha pero yo personalmente necesito tener algo sobre lo que trabajar y no dejarme llevar por los acontecimientos sin haber fijado un rumbo, un destino al que llegar. Eso sí, disfrutando del viaje que es lo chulo pero teniendo un horizonte trazado.

Intentaré leerme todos los libros que llevo en danza pero ya te digo que no lo conseguiré porque siempre me pasa lo mismo. Este año estoy con El Despido Interior de Lotfi El Ghandouri que vía twitter me ha dejado claro que es un crack. También dos libros El Mapa de tu talento y  Qué busca el headhunter de otra crack Arancha Ruiz. Y por último, empezando ¿Eres imprescindible? de Seth Godin. Dos libros que si que he terminado hace poquito y que os recomiendo son Tú Eres Dios y tu marca personal tu religión de Ecequiel Barricart (un enfoque muy chulo de lo que es y no es marca personal) y El Factor H de mi amigo Fernando Botella (un verdadero manual sobre liderazgo).

Pero por encima de todo, estos días de relax y de tranquilidad se los dedicaré a mi familia. Sobre todo a mis chicas, que tienen que aguantar durante muchos meses mis jornadas de trabajo maratonianas, mi continuo desarrollo personal que tantas horas les roba y mi vocación por la escritura que hace que trasnoche para cumplir mis sueños. Estos días son para ellas, para pintarme los ojos con maquillaje, para bailar la canción del verano en chanclas y para bañarnos en la piscina hasta que nos salgan escamas.

Es bueno tener un nivel de exigencia alto en todo lo que hacemos. Tratar de ser buenos en el trabajo y en la vida exige dedicación y sacrificios. Pero hay que saber hacer altos en el camino y disfrutar de la cotidianidad de levantarse por las mañanas. Las vacaciones estivales son un buen momento para conseguirlo Y tú ¿Qué vas a hacer para recargar pilas este verano?

Un fuerte abrazo 🙂

 

 

Share on Facebook0Share on LinkedIn69Tweet about this on Twitter2Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Teo Agulló: “La chica del paraguas”

Rubén Montesinos - mayo 23, 2016

Mi amigo Gabriel Ferrer me invitó un día a dar una charla en uno de los eventos Talent Talks que organiza su empresa Aquora Business Education, justamente para hablar de Retención del Talento. Si, el mismo evento en el que al final hice de telonero de José Antonio Marina.

Teo AgullóDándole vueltas a la cabeza para preparar la charla pensé; ” para hablar de retención de talento primero habrá que definir qué es talento”. Así que para definir qué es talento decidí llevarme el curriculum que Teo Agulló me envió postulando al puesto de Responsable de Comunicación y MK de mi empresa. Para esa vacante se inscribieron más de 600 personas… pero Teo destacó entre todas con un ejercicio de valentía, creatividad y profesionalidad que nunca antes había visto.

Mi compañera Ana vino al despacho y me dijo: “Han enviado esto para RR.HH”. Cuál fue mi sorpresa cuando abrí aquel paquete de correos de forma alargada 20160523_200835y descubrí esto en su interior. Mi sorpresa fue mayúscula cuando dentro encontré un curriculum tradicional, más un paraguas con la leyenda “Pon a girar la imaginación” y atado al mango del paraguas, un librillo con una serie de recomendaciones de marketing que podían ser aplicables a nuestro negocio al día siguiente. He de deciros que las recomendaciones que esta profesional del marketing nos “regaló” porque literalmente nos las regaló, son brutales.

20160523_20085620160523_20074520160523_200717

 

 

 

 

Muy a mi pesar Teo no pudo ser la persona seleccionada para esta vacante. De hecho no pude entrevistarla, ni llegue a conocerla en persona. La felicité por su gran originalidad y le manifesté mis ganas de poder trabajar con ella en el futuro. Pero después de mucha conversación 2.0 y unos cuantos meses por medio, la semana pasada tuve el honor de conocerla en persona. He de deciros que si ya me había conquistado como profesional, como persona ha superado mis expectativas.

Va de cuentosTeo trasmite profesionalidad y humanidad a partes iguales. Es una persona que gana en las distancias cortas y que vive con pasión su profesión. Una persona inquieta por naturaleza y que tiene muy claros sus valores y sus principios. En definitiva, una gran profesional a la que le auguro un gran futuro. Muestra de su talento y de sus ganas por contribuir al mundo, ha creado junto a una amiga el proyecto Va de Cuentos. Un sueño hecho realidad que tiene como fin general promover la educación emocional y la literatura infantil como herramienta clave en el desarrollo humano de niños y niñas. ¿Es para contratarla o no es para contratarla?

Un abrazo.

Share on Facebook0Share on LinkedIn120Tweet about this on Twitter5Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Recursos Humanos a los 40

Rubén Montesinos - abril 11, 2016

foto recursos humanos a los 40Será que me he hecho mayor y mi visión de la vida ha ido cambiando. Será que me he caído y me he levantado ya muchas veces para saber que los blancos y los negros muy pocas veces existen; el gris es el color predominante. Será que la realidad depende de las gafas con la que la miras y que los años te dan empaque para según qué cosas.

He de reconocer que ahora tengo menos pelo pero más criterio. Sin querer voy perdiendo el ímpetu de los 20 pero gano la perspectiva de los 40. Reconozco que mi visión de la vida en general y de los recursos humanos en particular se ha visto tamizada después de estos  años de experiencia.

En gestión de talento, en el liderazgo de personas, en la dirección de equipos creo que hay que dejarse el maquillaje a un lado, dejarse de florituras y hacer lo que hay que hacer. “Back to basic”… volver a la esencia, volver a los principios, lo llamemos con el anglicismo que toque en ese momento pero volver a lo básico. ¿Y qué es volver a lo básico? Trata bien a las personas, reconoce su trabajo de hecho y de derecho, crea entornos en los que puedan desarrollar su talento, exige resultados pero procura que tengan los medios para alcanzarlos,  da feedback  (positivo y de mejora), ten sistemas de control para pilotar la organización pero da libertad y confianza para el desempeño… y siempre sé el ejemplo que quieras que los demás sigan.

En Recursos Humanos invertimos demasiado tiempo dándole vueltas si el termino es el adecuado o no  y menos tiempo en hacer lo que nos toca. Dudamos de la importancia de nuestra función e incluso debatimos el alcance de la misma. Que si las nominas sí o no, que si la prevención sí o no, que si lo mantenemos dentro o lo externalizamos… Es cierto que la mayoría de las organizaciones tienen denominadores  en común, rasgos y patrones que se repiten y que todo está inventado  pero cada empresa es un mundo. Y dentro de ese mundo particular hay unos seres que se llaman trabajadores o mejor colaboradores, equipo… en definitiva personas. Y las personas son personas aquí y en cualquier parte del mundo.

¿Cuál es la esencia de nuestro trabajo? Poner a la persona en el centro del negocio y junto a ella hacer de la empresa un lugar de crecimiento personal, profesional, rentable y duradero en el tiempo. No olvidemos que las empresas tienen que generar riqueza para sus accionistas/propietarios como para su gente y por ende para la sociedad. Hay empresas que “utilizan” a sus trabajadores para conseguir resultados a corto plazo. Visto el éxito de estas empresas desde fuera, hace que se ponga en duda lo dicho anteriormente. Pero la clave no es el éxito a corto sino hacer evolucionar ese éxito para que se convierta en la palanca de sostenibilidad de la empresa <otra cosa es que queramos darle un pase rápido vendiendo a un capital riesgo, etc. pero esto es otra historia>

En todos estos años de experiencia profesional en este mundo de la gestión de personas, de los recursos humanos, de la gestión del talento… He tenido la suerte de vivir todo tipo de experiencias; buenas y malas. He sido espectador de los cambios y evoluciones de nuestra área; desde los diferentes estilos de management y liderazgo, a los diferentes perfiles profesionales a la hora de reclutar, a la famosa lucha por el talento, la crisis, los ERE´s. Ahora nos toco lidiar con la brecha digital, con los millenials, con la infoxicación, el mundo 4.0, el internet de las cosas y todo envuelto en entornos VUCAS y con un follón a nivel político, sociodemográfico y de valores del que no podemos ser ajenos.

Volviendo la vista atrás y haciendo un ejercicio de introspección, creo que lo único que ha habido constante en mi carrera y creo que en la de much@s ha sido “el cambio”. Un cambio que va más allá de cuantos puestos de trabajo se ha tenido, sino un cambio en cómo se han ido asimilando, digiriendo, transformando y ejecutando los cambios que se han  ido sucediendo en los entornos laborales en los que nos movemos. Cambios que en algunos casos nos los hemos encontrado y otros que nosotros hemos provocado. Las empresas se han transformado y las personas también. Y por su puesto aquellas empresas y personas que no han hecho esa transformación hoy tienen un problema. ¿De quién es culpa? Esto da para otro post.

Hoy con cuarenta años ya no me dejo deslumbrar por empresas con grandes plantillas, con profesionales con tarjetas que empiezan por Vice…, Coorporate…, Director…Chief….Gerente…,ni por vídeos corporativos dignos de un Oscar, ni  por oficinas de cristal. Hoy con cuarenta años sé que no se puede aplicar toda la batería de herramientas y políticas en todas las empresas. Conozco empresas muy grandes que lo hacen muy bien y empresas pequeñitas que lo hacen igual o mejor. El grado de madurez de la empresa no siempre está correlacionado con el volumen de facturación, ni con el de personal. Ser responsables del área de personas tiene mucho de ciencia pero siempre tendrá una parte “arte”. Y abriendo un gran debate, considero que esa parte de “arte” es la que marca la diferencia.

Desde la posición que me brinda esta edad me siento con fuerzas para afirmar que no hay nada más valioso que apostar por las personas. Apostar por las PERSONAS en mayúsculas, convencidos realmente que son la única ventaja competitiva frente a la competencia. Convencidos de que cada euro que se invierte en ellas tiene retorno y convencidos que son el fin y no un medio para conseguir nuestros objetivos de empresa. Tú ten a tu front office descontento, tú ten a tus comerciales sin rumbo, no tengas a tus directivos alineados, no tengas a tus técnicos formados, tú no tengas a tu empresa entrenando todas las semanas que veremos cómo termina el partido. Da y luego exige.

Cuarenta años y vente en este mundo de los recursos humanos. Desde los años de formación hasta hoy en día. Desde el descubrimiento de la vocación hasta la pasión por la profesión. ¿Sabéis qué ha sido lo mejor? Todos los profesionales que me he encontrado por el camino y me han acompañado en este viaje. Los que ya no están, los que pelean actualmente codo con codo conmigo y los que están por venir que seguro son muchos. Gracias por dejarme aprender de vosotr@s, gracias por compartir conmigo vuestro tiempo y vuestra sabiduría, gracias por hacerme crecer como persona y como profesional. Gracias de corazón.

Y no olvidar nunca: “Una empresa sin personas es un edificio”.

¡Abrazos kinestésicos para tod@s!

 

Share on Facebook0Share on LinkedIn226Tweet about this on Twitter36Pin on Pinterest0Share on Google+2Email this to someone

Lo que da sentido a tu vida

Rubén Montesinos - marzo 4, 2016

oveja negra

El otro día hablando con mi madre (que perfectamente por su experiencia vital y sin ningún estudio podría dar ponencias sobre Resiliencia y Liderazgo en cualquier escuela de negocios) me dijo que iba a tirar todos los apuntes y materiales que tenía guardados de mi Licenciatura de Psicología. Me dijo que los tenía muchos años acumulando polvo y necesitaba hacer limpieza. Le dije que si, que no había ningún problema pero que necesitaba hacerlo yo.  Le dije que esos apuntes, materiales, notas que había generado durante la carrera eran el símbolo de un hito muy importante para mí que fue Licenciarme en Psicología. Que detrás de esos apuntes habían muchas horas invertidas, muchas lágrimas y mucho sacrificio. Le dije que estaba de acuerdo en que era momento de que pasasen a mejor vida pero que lo haría con honores incinerándolos cual funeral Vikingo.

Estoy convencido que si por algún casual este post le llega a alguno de mis profesores o profesoras de de la EGB o del Instituto estarán alucinando. Y estarán alucinando de pensar que la “oveja negra” del sistema educativo español llegó a licenciarse en algo que no fuese el noble arte de pensar en las musarañas. “Padres y madres del mundo no tiren la toalla con sus hijos… hay esperanza para aquellos descarriados del sistema que por falta de motivación y no de capacidad van a otro ritmo que los demás” doy fe de ello. Quemar los apuntes de la universidad será un proceso catártico que cerrará un ciclo en mi vida y dará paso a otro nuevo. De las cenizas, cual Ave Fénix resurgirá una nueva etapa de mi vida.

Si por azar alguno de mis profesores o profesoras de la EGB o del Instituto leen este post todavía alucinarán más al saber que participo dando formación en varias instituciones. ¡Qué fuerte! La oveja negra del sistema educativo tratando de cambiar el sistema desde dentro…Yo no tengo dotes de formador, de verdad os lo digo, todavía me cuesta hablar en público y mis emociones me suelen jugar malas pasadas. Lo que si es verdad es que pongo toda mi pasión y mis conocimientos al servicio de las personas que me escuchan. Todavía me queda mucho por mejorar y muchas veces pienso que piso demasiados charcos y me meto en demasiados berenjenales. No sé si es por intentar aportar mi granito de arena a las nuevas generaciones o por qué pero me encanta.

Hay cosas en la vida que no se hacen por dinero. Yo no participo en formaciones por dinero (aunque muchas veces cobre por ello) si no por la satisfacción que siento cuando termino y veo el brillo en los ojos de aquellas personas con las que he llegado a conectar. Aprendí hace ya tiempo que no puedes gustarle a todo el mundo y no a todas las personas les impacta igual una formación tuya. Ni una formación, ni un post, ni una conversación contigo. Pero hay veces, hay momentos, hay días en  la vida que recibes mensajes/comentarios que hacen que el esfuerzo extra que uno hace por intentar contribuir un poquito a la sociedad merezca la pena. Hace unas semanas recibí un mensaje vía redes sociales (uno de esos regalos) que hacen que yo quiera seguir esforzándome por dar lo mejor de mí. Os lo adjunto tal cual fue:

“Hola Rubén; Hace ya un par de meses tuve el placer de coincidir contigo en el Speed Networking del máster de RRHH de la Universidad de Alicante y, desde entonces, sigo bastante tu blog. He leído tu último post (http://rubenmontesinos.com/2016/tu-fuiste-uno-de-mis-regalos-de-2015/) y me ha gustado tanto que he decidido escribirte un mensaje. Cuando la gestión de RRHH empezó a llamar mi atención no había, en mi entorno más cercano, nadie que conociese este sector desde dentro; sin embargo, no tenían muy buenas palabras para el… Hay mucha gente que tiene una idea atrasada de lo que es la gestión de personas, aunque pienso que esta imagen ya está empezando a cambiar. Quizá, por esas opiniones no estaba muy seguro de si la gestión de RRHH sería para mí, pero pese a esto decidí informarme bien y seguir mi instinto metiéndome de lleno en el máster. El caso es que, cada vez que conozco gente como tú, referentes en el área de los RRHH que valora y prioriza a las personas en lugar de lo material, me convenzo más si cabe, de que he elegido bien. Yo creo firmemente que las empresas no tienen valor sin las personas y son estas quienes marcan la diferencia, por eso hay que cuidarlas. Simplemente te quería dar las gracias por tu post y decirte que me ha dado más fuerzas para seguir trabajando y formándome en algo que me apasiona” Un saludo.

Muchas gracias a todas y todos los que me ayudáis a crecer como persona y como profesional compartiendo un cachito de vuestra vida conmigo. Prometo que daré lo mejor de mí para intentar compensaros.

Un abrazo

Share on Facebook0Share on LinkedIn96Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Tú fuiste uno de mis regalos de 2015

Rubén Montesinos - enero 1, 2016

Los Reyes Magos

Las circunstancias de la vida hicieron que me diese cuenta hace  ya muchos años que las cosas materiales son simplemente eso… cosas. Yo tuve la desgracia o la suerte de que mis padres perdiesen toda su fortuna cuando yo tenía más o menos 12 años. Por ese motivo yo no le doy prácticamente valor a las cosas materiales.

Recién empezado el año 2016  y a punto de que los Reyes Magos traigan  regalos a los niños buenos, quiero compartir con vosotros los regalos que yo he tenido en este año 2015 que acaba de terminar. Estos regalos hacen que quiera vivir el 2016 con más intensidad si cabe que el 2015 que ha sido un año muy pero que muy intenso.

Mis regalos  son gente increíble que se ha cruzado en mi vida este 2015 y que me han ayudado a crecer como persona.

 Mis regalos:

 

Elisa Prone LinkedinElisa Prone Yo pensaba que ya lo sabía todo en materia de recursos humanos hasta que Elisa se cruzó en mi vida. Elisa eligió hacer las prácticas del Máster de Recursos Humanos de la Universidad de Alicante conmigo. Ella pensaba que venía a aprender y resulto que vino a enseñarme. Elisa vino a sacarme de mi zona de confort, vino a aportarme aire fresco y a volver hacerme creer que trabajo en una profesión increíble. Elisa llegará muy lejos, llegará allá dónde ella quiera llegar. Con su mochila llena de principios, valores, actitud, respeto e inteligencia, trotamundos donde las haya… gracias Elisa por todo.

https://es.linkedin.com/in/elisa-prone-58823993/en

 

Paco BeldaPaco Belda Tengo que reconocer que lo mio con Paco fue amor a primera vista. Es una persona cercana, humilde, accesible desde el minuto cero, es un gran profesional pero sobre todo es una gran persona. ¿Y cómo sé yo eso? Porque lo demuestra con hechos y no con palabras. No hace mucho que conozco a Paco pero se ha vuelto un imprescindible en mi vida. Alguien dijo que había que rodearse de gente más inteligente que tú y yo eso lo sigo a rajatabla. Mi hermano Sergio Ayala dice que hay que huir de los negativos y rodearte de gente positiva… pues eso. Lo siento Paco pero ya no te escapas ni en bicicleta 😉

https://es.linkedin.com/in/beldacanto

 


Elena ArnaizElena Arnaiz
 A veces las redes sociales te traen sorpresas y Elena fue una de mis mejores sorpresas del año. Cuando ves el perfil 2.0 de algunas personas sabes que vas a conectar, no me preguntéis por qué pero lo sabes. Ese fue el caso de Elena, cuando leí su Linkedin y luego buceé en su blog me dije “Esta chica merece la pena conocerla” y así fue. Dos o tres mensajes y cuando las causalidades de la vida lo permitieron nos desvirtualizamos a la luna de Valencia. Tengo que decir que Elena supero con creces mis expectativas que ya eran altas, casi tan altas como ella. Elena es un encanto, apasionada de su profesión, hace de su trabajo su vocación y lo traspira en cada comentario. Da gusto hablar con gente que ama lo que hace y lo vive con tanta pasión.

https://elenaarnaiz.wordpress.com/

 

Andrés OrtegaAndrés Ortega A Andrés además de darle el Premio Blogosfera de RR.HH 2015 hay que darle un premio a la humildad y la profesionalidad. Cada vez tengo más claro que los más grandes son los más humildes y Andrés es un ejemplo de ello. Tuve la suerte de poder entrevistarlo en el Congreso Europeo de RR.HH organizado por Aedipe CV en Valencia y fue un verdadero placer. Nada de pose, ni de fachada, ni de postureo de gurú de turno, ni nada de nada. Andrés me demostró que para ser grande no hace falta ir de crack por la vida. Para ser grande sólo tienes que amar lo que haces y querer compartirlo con los demás. Andrés vino, vio y rockeo!!!

http://andres-ortega.com/

 

Cristina MuleroCristina Mulero Con Cristina me unían muchos amigos en común pero no ha sido hasta este año cuando realmente hemos podido coincidir de forma física. Es cierto que ya eramos conocidos 2.0 pero no en el 1.0 que es donde suceden las cosas. Cada día me sorprendo más de todo el talento que hay en Alicante y Cristina es un ejemplo de ello. Cristina es una de las embajadoras en mi tierra de la “Marca Personal” y me alegra saber que bebe de las mismas fuentes que lo hacía yo cuando empecé a interesarme por estos temas. Profesional de los recursos humanos con mucha experiencia en selección, imprime su sello personal en cada trabajo que realiza. Simpática, cercana y profesional.

http://cristinamulero.es/

 

Tú que no apareces en este post y que también te has cruzado en mi vida, también has sido un regalo para mí. De verdad, de todo corazón muchas gracias por haber compartido un instante de tu vida conmigo. ¿Qué regalos me traerán este año los Reyes Magos? Estoy impaciente por vivirlos.

¡Feliz 2016!

Share on Facebook0Share on LinkedIn69Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Carta a los Rheyes Magos

Rubén Montesinos - diciembre 28, 2015

Reyes Magos

Queridos Rheyes Magos,

Este año he sido bueno, me he portado muy bien. Yo sé que vosotros sois mágicos y lo veis todo por lo que no hace falta que yo os lo recuerde. Pero como en las empresas no siempre se recompensa al que más se lo merece… para evitar malos entendidos yo os lo recuerdo.

He de reconocer que me ha costado escribir esta carta porque quiero tantas cosas que no sabía cual pedirme. Me encantaría que me trajeseis mucho apoyo de la dirección para que pueda acometer mis proyectos y que los demás compañeros se los tomen en serio. Si no es mucho pedir Rheyes hay un kit de este regalo que se vende por separado que se llama presupuesto. Es que si no vienen juntos no funcionan bien y nos quedamos a medias.

Me he pedido también el juego de la compensación total. Es muy chulo y te permite jugar con todos los tipos de retribución que hay. ¡Es alucinante! Te permite tener equidad interna y competitividad externa en un pis pas. Además el modelo de este año trae como complemento el paquete de expatriados, es alucinante. Y lo mejor de todo es que viene con salario emocional de regalo, es una pasada.

También me he pedido el juego de Quién es Quién. Trae muchas descripciones de puestos nuevas como: Demand Planner, Big Data Analyst, Ecommerce Manager, Socialmedia Manager, Content Curator y muchas más… Además ahora trae herramientas actualizadas para hacer organigramas matriciales con dependencias jerárquicas y funcionales gratis ¡Muy fuerte!

Como este año he sido muy bueno también quiero que me traigáis el disfraz del Hombre Flexible, es el súper héroe que más me gusta. Tiene el poder de la conciliación… es increíble las cosas que puede hacer al cabo del día; trabaja, se mantiene en forma, cuida de sus hijas, de su relación de pareja, de su familia, estudia, mantiene su marca personal activa…y duerme ocho horas yo de mayor quiero ser como él.

Me encantaría pedirme muchas cosas más pero sé que hay más niños y que no hay que abusar. Con esto yo estaría muy contento así que por favor Rheyes Magos espero que este año me hagáis caso y me traigáis lo que pone en la carta y no lo que a vosotros se os ocurra porque no siempre acertáis. Que la última vez me trajisteis el juego de los EREs y yo no me lo había pedido.

Que tengáis un buen viaje.

Os mando un besito fuerte

XXXOOO

PD: Como sé que este año me he portado muy bien y vais a ser buenos conmigo si vais bien de presupuesto me traéis también un juego de herramientas para arreglar la comunicación interna que no me funciona muy bien y otro para conseguir que la gente no se pelé por la temperatura de la calefacción. Gracias

Share on Facebook0Share on LinkedIn66Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone