MI CURRÍCULUM

Hola, soy Rubén Montesinos y nací un 9 de abril de 1976 en Elche (Alicante). En el pasado fui un mal estudiante, que poco a poco fue enmendado sus errores de juventud y acabé Licenciándome en Psicología por la Universidad Jaume I de Castellón (UJI), especializándome en el área de los Recursos Humanos. Posteriormente realicé un Master en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo (DRHO) en ESIC Valencia. Después de unos años trabajando decidí diversificar mi formación con un Master en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Viviendo en Alicante era inevitable pasar por su escuela de negocios, así que además de seminarios específicos en diferentes materias, realicé un Cursos Superior de Asesoría Laboral de Empresas en Fundesem. Me considero aprendiz de todo y maestro de nada, una persona muy versátil y con muchas inquietudes profesionales.

Las áreas en las que más cómodo me encuentro son las relacionadas con el liderazgo, la motivación y la dirección de equipos. Mi sueño es ser un buen formador y transmitir toda la pasión y fuerza que llevo dentro a los demás. La escuela de la vida me ha enseñado la capacidad que tienen los seres humanos para superar obstáculos, que las personas no tienen límite si se lo proponen y que el amor es el motor de toda nuestra existencia.

Me encanta el deporte pero creo que no estoy hecho para el, aunque lo intento desde niño. Me gustan todos los deportes pero últimamente me estoy centrando en el running y en la mountainbike. De momento únicamente he corrido medias maratones pero estoy al acecho de los 42,195 metros. Con la bici únicamente trato de sobrevivir.

Me encanta viajar y conocer otras culturas y otras formas de entender la vida, no descarto cambiar de país de residencia en un futuro.

A nivel personal me considero muy familiar, adoro a mi hija Candela, a mi mujer Mª Jesús y a toda mi familia, en especial a mi padre… mi héroe…

 

EMPLOYER BRANDING: “Cuando Recursos Humanos se enamoró del Marketing”

Hace poco me hacían una entrevista en la que me preguntaban ¿Por qué es importante para el/la responsable de las personas de una compañía trabajar, conocer y mejorar el Employer Branding en la organización? Ya sé que suena a otro palabrejo raro de esos que se ponen de moda y vienen desde la otra parte del charco. Pero es que el Employer Branding o lo que es lo mismo; la marca que tiene una empresa para fidelizar y atraer talento no es algo nuevo. Lo que es nuevo es que lo gestionemos a conciencia, de una forma estratégica y con unos objetivos definidos y medibles. Al igual que los trabajadores tienen su Marca Personal sean conscientes de ello o no, las empresas tienen una marca como eMpleadoras, sean conscientes o no.

 

¿Cuántas veces has visto una vacante de una empresa y le has pedido referencias a un amigo? ¿Es buena empresa? ¿Qué tal el ambiente de trabajo? ¿Qué dicen las personas que trabajan allí sobre la empresa? ¿Qué se cuenta de la cultura de la organización en las cafeteras? Es decir, todas las empresas del mundo independientemente de su tamaño, sean PYMES, grandes empresas o multinacionales tienen una marca como empleadores.

 

Lo que ocurre hoy en día y por lo que se ha puesto más énfasis en trabar el Employer Branding, es porque los Departamentos de Recursos Humanos (o como queramos llamarlos) hemos vuelto a competir por la atracción del Talento. En España es cierto que todavía siguen habiendo auténticos dramas en determinados perfiles laborales, sin embargo, en posiciones con unos requisitos de formación y experiencia determinados empieza a generarse mucha tensión en los procesos de selección. Las empresas que hicieron los deberes en tiempos de “crisis” comienzan a reforzar sus plantillas ante la evolución de los mercados para así poder cumplir con sus objetivos corporativos.

 

Pero ¿Por qué se están generando tantas vacantes en las empresas? Por una parte tenemos el incremento de ofertas para cubrir nuevas vacantes de puestos específicos que antes no necesitaban las empresas; Data Managers, Community Managers, Project Managers, Matemáticos, Content Curators y un sin fin de profesiones que hace unos cuantos años ni existían. Y por otro lado hay un incremento de los profesionales que están saliendo de sus empresas, dejando sus puestos vacantes, tal y como me confirmaba Guzmán Martínez uno de los Headhunter y Talent Coach más reconocidos hoy en día en nuestro país. Y es que los profesionales que estaban esperando a que el mercado de trabajo repuntase, no perdonan las malas prácticas que muchas organizaciones hicieron bajo el paraguas de una mala coyuntura económica. Cuando las cosas van mal, es cierto que hay que tomar medidas. Pero además de el qué muchos obviaron un cómo que hoy en día les está pasando factura. Las consultoras se vuelven a frotar las manos y auguran crecimiento en sus cuentas de resultados.

 

Por lo tanto ¿Es importante que una empresa trabaje su Employer Brandig? Por su puesto. Internet revolucionó el mundo de las empresas y del comercio. Cualquier empresa con una página web puede vender sus productos en todo el mundo (haciendo bien los deberes claro) igualando a PYMES y Multinacionales en la red. Pero son las Redes Sociales las que han cambiado las reglas del juego en lo que a Employer Branding se refiere. Hoy en día las empresas son absolutamente permeables y transparentes a los nuevos candidatos, quieran o no. Cualquier candidato que quiera optar a una vacante abierta en una empresa puede conversar con alguno de sus colaboradores. Puede preguntarle si los valores, la cultura, las misión y la visión que la empresa tiene colgada en su web se corresponde con la realidad o no. Y es esa transparencia la que obliga a ponerse las pilas en esta materia. Ya no puedes vender algo que no eres porque te van a pillar más pronto que tarde.

 

Recursos Humanos ha descubierto las herramientas y las estrategias utilizadas en Marketing y se ha enamorado. Ha visto en el Departamento de Marketing un partner que puede ayudarle a conseguir sus objetivos estratégicos. Y dentro de estos objetivos no está el hacer maquillaje de lo que no eres e intentar venderlo. El Employer Branding empieza trabajando tus procesos internos, la cultura de la empresa, cómo conversas con tus colaboradores y qué opinión tienen ellos de la empresa. El Employer Branding se apalanca en las fortalezas internas para pivotar su estrategia de comunicación. Hace un ejercicio de instrospección para conocer sus debilidades para subsanarlas y así fidelizar a la plantilla. Si fidelizas a tus colaboradores ellos te ayudaran como embajadores de marca a la atracción del talento que está deseoso de enamorarse de un buen proyecto profesional.

 

Por lo tanto no dudes en ponerte manos a la obra, empezando poco a poco, trabajando paso a paso para ayudar a tu empresa a que se convierta en una gran Employer Brand. Empieza como lo hemos hecho todos, haciendo benchmarking de los que ya llevan unos años haciéndolo, probando, midiendo, corrigiendo y evolucionando. Si quieres conocer más sobre qué es Employer Branding y cuáles son los pasos para empezar a aplicarlo no dejes de visitar el magnífico blog de Teresa Niubo. Y si te ha gustado el tema y quieres profundizar en los contenidos, puedes asistir al Programa Executive Employer Branding que impartirá Carolina Borracchia  en la Universidad de Alicante los próximos 17 y 18 de Marzo gracias a la colaboración que hemos hecho desde Gaviota.

 

Un abrazo

Share on Facebook0Share on LinkedIn379Tweet about this on Twitter39Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone
0 Comentarios
Compartir Post
No hay Comentarios

Escribir un Comentario