MI CURRÍCULUM

Hola, soy Rubén Montesinos y nací un 9 de abril de 1976 en Elche (Alicante). En el pasado fui un mal estudiante, que poco a poco fue enmendado sus errores de juventud y acabé Licenciándome en Psicología por la Universidad Jaume I de Castellón (UJI), especializándome en el área de los Recursos Humanos. Posteriormente realicé un Master en Dirección de Personas y Desarrollo Organizativo (DRHO) en ESIC Valencia. Después de unos años trabajando decidí diversificar mi formación con un Master en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Viviendo en Alicante era inevitable pasar por su escuela de negocios, así que además de seminarios específicos en diferentes materias, realicé un Cursos Superior de Asesoría Laboral de Empresas en Fundesem. Me considero aprendiz de todo y maestro de nada, una persona muy versátil y con muchas inquietudes profesionales.

Las áreas en las que más cómodo me encuentro son las relacionadas con el liderazgo, la motivación y la dirección de equipos. Mi sueño es ser un buen formador y transmitir toda la pasión y fuerza que llevo dentro a los demás. La escuela de la vida me ha enseñado la capacidad que tienen los seres humanos para superar obstáculos, que las personas no tienen límite si se lo proponen y que el amor es el motor de toda nuestra existencia.

Me encanta el deporte pero creo que no estoy hecho para el, aunque lo intento desde niño. Me gustan todos los deportes pero últimamente me estoy centrando en el running y en la mountainbike. De momento únicamente he corrido medias maratones pero estoy al acecho de los 42,195 metros. Con la bici únicamente trato de sobrevivir.

Me encanta viajar y conocer otras culturas y otras formas de entender la vida, no descarto cambiar de país de residencia en un futuro.

A nivel personal me considero muy familiar, adoro a mi hija Candela, a mi mujer Mª Jesús y a toda mi familia, en especial a mi padre… mi héroe…

 

2013 el año en el que se acabó la crisis

 

Hoy es uno de enero de 2013 y la crisis se ha acabado… por lo menos para mí.

Se ha acabado como concepto o ente restrictivo que limita mi pensamiento y ata en corto mi mente. La crisis financiera y de valores que todos conocemos existe y esta vivita y coleando otro año más. No se puede negar que hay mucha gente que lo está pasando realmente mal. Que tienen una situación dramática y que será muy duro el camino hasta que puedan salir de él.

Pero la vida es vida en todo su conjunto, con sus penas y sus alegrías, con el amor y el odio, con la suerte y la desdicha, con la felicidad y también con el dolor. Nunca llueve eternamente y no hay mal que cien años dure… pero tampoco la felicidad dura cien años. Los momentos hay que vivirlos en PRESENTE, nunca en pasado ni futuro. El pasado, pasado está y el futuro tiene que llegar.

Vive el momento, ya sea malo o bueno. Permítete llorar y ser un desgraciado cuando la situación lo requiera. Y también permítete llorar y ser feliz cuando la alegría inunde tu cuerpo. Pero tienes que hacerlo viviendo ese instante y no quieras prorrogar más allá ninguna de las dos situaciones, porque el duelo tiene su tiempo y la felicidad también. Aprende a saborear cada momento ya sea dulce o amargo, deja que tu paladar se llene de los matices que tiene la vida, porque la vida es vida y por eso es agridulce.

Hoy uno de enero de 2013 la crisis se ha acabado para mí. Se ha acabado porque no voy a permitir que nada ni nadie me limite como persona. Si la situación es la que es… no hay más que hablar, es y ya está, por lo tanto está será mi realidad hasta que se modifique. Eso sí yo haré todo lo posible para que así sea.

Sé que es cierto y que no es tarea fácil pero como dice Álvaro González Alorda en su libro The Talking Manager “Todos quieren arreglar el mundo pero nadie quiere bajar la basura”, frase que me encanta y que el propio Álvaro la atribuye a un amigo suyo. Y es cierto, todos queremos arreglar el mundo pero nadie presta atención a lo que puede arreglar a su alrededor.

Concéntrate y márcate como objetivo contribuir a mejorar todo lo que te rodea en un ángulo de 360º. Es decir, contribuye a mejorar la vida de tu familia, de tus amigos, de tus vecinos, de tus colegas de trabajo, de la panadera, del camarero del bar que frecuentas, de la cajera del supermercado… Si tú haces esto y él, y yo, te puedo asegurar que podemos cambiar el mundo y cambiar el mundo a mejor. Eso sí, recuerda que habrán momentos duros y que no los podremos evitar, pero los viviremos en presente y tendrán su tiempo ni un segundo más ni un segundo menos.

Hoy es uno de enero de 2013 y la crisis se ha acabado por lo menos para mí. Y se ha acabado porque me he dado cuenta de que la vida es vida en todo su conjunto. Con sus cosas buenas y sus cosas malas… y las acepto… a las dos. Sé que hay gente que lo está pasando mal, francamente mal, que hay situaciones dramáticas y que hay momentos en los que no se ve la luz del túnel, que hay momentos en los que es difícil seguir caminando y parece que el mundo se ha puesto de acuerdo para putearnos. Sé, porque lo sé, que hay días en los que no puedes más y lo único que quieres es tirar la toalla, dejar de luchar contracorriente, prefieres que todo termine y dejar de sufrir… Pero también sé, porque lo sé, que si cierras los ojos y aprietas los dientes con toda tu fuerza y te aferras a la fuerza de tu corazón el día pasa, y mañana será otro día, y ayer será pasado y el mañana ya será hoy, y el presente lo controlas tú, y todo lo que uno controla lo puede modificar. Y quizás tú solo no puedas hacerlo, pero quién te dice que no hay nadie que ese día se ha propuesto cambiar el mundo, empezando a cambiar lo que tiene a su alrededor y tú estás dentro de sus 360º…

Hoy es uno de enero de 2013, la crisis se ha acabado y tienes todo un año por delante por vivir. Este será el año en el que conseguirás todo lo que te propongas… vive la vida con PASIÓN, disfruta de cada momento y saborea sus placeres y sin sabores. Desarrolla todo tu TALENTO, ponlo al servicio de los tuyos y contribuye a  hacer que este mundo sea un poquito mejor. Y no hace falta que te diga que entre el pensamiento y la acción hay MOTIVACIÓN, así que manos a la obra.

Te invito a que vivas este dos mil trece con toda tus fuerzas, que lo hagas siendo consciente de que lo estás haciendo, disfruta de las pequeñas cosas, de las cosas cotidianas que haces todos los días sin pensar, disfruta de lo cotidiano y haz todo lo posible porque cada día sea especial.  Y si llegan días duros recuerda que YO creo en TI y en todo tu potencial, así que ya no tienes ninguna excusa para VIVIR…

¡Te deseo el mejor año de tu vida!

Un abrazo

 

1 Comment
Compartir Post
1Comentario
  • vjma
    Responder

    Me parece un articulo estupendo, de los mejores que has escrito, pienso que motivado por que realmente la vida te esta dando un gran golpe, del que pensamos que tiene que llegar, es ley de vida, pero no lo esperamos tan pronto.
    La vida no se mide por las veces que respiramos, sino por aquellos momentos que nos dejan sin aliento.
    Siento de corazón el mal trance que estas pasando , pero mas lo siento, por la persona que lo esta llevando.
    Recibe un cordial saludo, y recuerda, vive el momento, ya sea malo o bueno. Permítete llorar y ser un desgraciado cuando la situación lo requiera. Y también permítete llorar y ser feliz cuando la alegría inunde tu cuerpo. Pero tienes que hacerlo viviendo ese instante y no quieras prorrogar más allá ninguna de las dos situaciones, porque el duelo tiene su tiempo y la felicidad también

    31/01/2013 at 22:21

Escribir un Comentario